lunes, 10 de mayo de 2010

Deseo la paz de Dios.



No hay gestos neutros, pensamientos fútiles, “perdones” a medias, Paz cambiante. El ego odia y teme los gestos totales por que ve peligrar su ilusión, pero tu mente ha tomado la decisión de unirse a la mente superior o Espíritu Santo para tomar los pasos y así entender que solo los gestos totales , dan cambios totales ( mente). Según elijas escuchar el guia de la Paz o de la ilusión así experimentarás y así ofrecerás Paz o conflicto y eso es lo que creerás ser.

El acto de decidir en tu mente que la Paz es lo único que quieres y es el camino o condición para llegar al conocimiento y a tu estado real. No hay más necesidad de sostener la ilusión o las pobres ofertas que el mundo quiere ofrecerte. No son reales y no pueden satisfacerte. Solo Dios puede ofrecerte y saber lo que necesitas.

Hasta que punto nos engañamos creyendo que cuando estamos en guerra, sufriendo, estamos deseando y teniendo la voluntad de estar en lo correcto o en Paz. Cuan equivocadas son las etiquetas que hemos forzado y nos hemos interpuesto, para justificar no estar en Amor y vivir en el insaciable mundo de la defensa- reacción y asi mantenernos en universos separados. Es una locura!

Cuando quieres perdonar ,cuando quieres por encima de todo la Paz Dios, es imposible que no se te muestre o no se te den los medios para alcanzarla. Primero debemos ser honestos y ver que el significado de la Paz, no ha sido bien entendida, que aprisionar, culpar, juzgar no es la Paz, ni la Voluntad de Dios para ti. Ahora bien estamos dispuestos a darnos completamente, a abandonar el juego, y no dar más crédito a esa falsa creencia de nosotros mismos, que nos impide liberarnos y experimentarnos en la totalidad de nuestro Ser.

Si una vez que soltamos nuestras ideas , aun mantenemos una sensación de intranquilidad, es que aun no queremos la Paz y no hemos elegido con el Espíritu. Que hemos intentado hacerlo por nuestra propia cuenta y hemos rechazo la Voluntad de Dios. Y no sirve decir que necesitamos un mayor milagro y que no funciona la ayuda, cuando estamos proclamando que el dolor es lo natural y que nos puede ofrecer algo real.
Pedimos y oramos para una mayor disposición en entregarlo y reconocer cuan equivocados nos encontrábamos y cuando nos rendimos totalmente, descubrimos que la Paz siempre ha estado en nosotros y que por un momento olvidamos no estar en El.

Hay uno que te acompaña siempre, que sabe exactamente como llevarnos a la Luz y al perdón voluntario,nos cuida y proteje, sabiendo que eso es lo realmente queremos y al alumbrar esas ideas vemos -riendo cuan absurdo y poco sustanciables eran, son NADA.

La Paz es el estado natural de los hijos de Dios, la certeza de que Dios esta en ellos y que no hay nada que pueda ocasionarles dolor o sufrimiento. Allí en la calma, podemos escuchar, integrar, discernir y llegar al lugar donde en esa quietud, todo es tal como es, ver que ninguna experiencia o pensamiento aqui puede atarte y deben ser abandonadas, que nada de ellas es lo que tu eres, que lo que eres esta más allá y que hay un lugar sagrado donde nacen los pensamientos libres que piensas en Dios y esos son los que extiendes. Enseñas Paz pues eso es lo que eres

Cuando vienen esos pensamientos de ataque o aparente conflicto, simplemente desde la Luz consistente en ti y a tu atención de ver más allá, son entregados y disueltos sin perturbar el altar, asi ves que solo son pensamientos que vienen a ser sanados pero sin tu identificarte o mimetizarte con ellos. Eres el canal o vehículo para la sanación y transformación, eres la Luz. No pueden perturbarte, porque no tienen ese poder sobre ti. Estas aqui desde el Reino y para el Reino.

No hay "medias tintas" Si no estamos en Paz no estamos eligiendo correctamente. Cuando dejo que toda la mente ocupe esos pensamientos de conflictos, sin tomar responsabilidad, estoy permitiendo y creiendo que tienen poder sobre mi y que pueden herirme y sentirme abandonada de mi Fuente. Mientras retrase el perdón, toda la energía que estoy reteniendo y gastando en alimentar la mentira es toda la que no estoy usando y nutriendo para el Reino y por lo tanto no experimentarme en mi Ser.
No trates de entender algo en el conflicto, no tiene nada que dar.

El perdón es impersonal, el acto hermoso de comunión. Cuando perdono, libero en mi tu carga, libero en ti mi carga. Cada instante es un instaste Santo para recordarlo, sanarlo y acortar el tiempo- memorias y dar lugar al perdón y al recuerdo instantaneo de la verdad que reside en nuestras mentes.

Siempre me traes regalos y eso es una decisión que estoy tomando. Soy responsable totalmente, y no a medias, de ver que nuestra voluntad es una, y deseamos lo mismo y que no necesito más el conflicto, no me ofrece nada. Lo que Jesús me ofrece es TODO.

Entiendo ahora, cuando dice Jesús, no hay grados de dificultad en los milagros. Solo la dificultad y grado lo determino yo, mi falta de disponibilidad a entregar, a creer en El. La mente tiende a observar el problema y justifica su valor en función de lo poco que esta dispuesta a que la sanación ocurra. No más esos juegos. Es momento de asumir nuestra verdadera responsabilidad y función en el Plan para la Salvación, ya hemos recibido la suficiente ayuda y milagros para ver que " nos lo estamos haciendo a nosotros mismos" y que eso ya se acabó.

Elije conmigo el Reino que esta en nosotros y compartimos, el Amor de Dios que es nuestro sustento y VIDA!!!Y decir a todo aquello que trate de ponerse entre medio: " VE DETRÁS MIO" "No te necesito".

No importa lo que aparentemente tu hermano te ha hecho o no, no importa la forma del contexto- conflicto, pasado, o la ilusión mayor o menor.Jamás, jamás, esta justificada la guerra o tus razones como medio para no solo querer llegar a la Paz , sino en mantenerte en el sufrimiento. No hay nada, nada que lo justifique, por que no es real .No lo ha sido nunca y nunca lo será. Lo que Dios no ha creado no puede amenazarte, ni tiene valor y no existe.

Decide en favor del Reino, en favor de la Paz , del Amor, libertad, la dicha, santidad, impecabilidad, decide ya en dar fin al miedo y al sueño, al mundo. Decide en favor de no aceptar otros pensamientos que no sean los que compartes con El. Elige la Paz de Dios y estarás aceptando tu herencia y la Voluntad del Padre para ti.

Atiende a la Luz, y la Luz te atenderá...


en amor y gratitud a la filiación...

No hay comentarios:

Publicar un comentario